Inicio

20150420_155423

Carlos González nació en Zaragoza en 1960. Está casado y es padre de tres hijos. En 1983 se licenció en medicina en la Universidad Autónoma de Barcelona, y entre 1984 y 1987 cursó la especialidad de pediatría en el Hospital de Sant Joan de Déu de esa ciudad.

Es fundador y presidente de ACPAM (Asociación Catalana Pro Lactancia Materna) desde 1991. Desde esta asociación ha dirigido e impartido docencia en más de 100 cursos sobre lactancia materna para profesionales de la salud.

Ha impartido conferencias para profesionales o público general en Alemania, Andorra, Argentina, Austria, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, El Salvador, España, Estados Unidos, Francia, Grecia, Guatemala, Honduras, Irlanda, Italia, Luxemburgo, México, Paraguay, Perú, Reino Unido, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.

Desde 1994 colabora habitualmente en la revista Ser Padres, donde atiende un consultorio sobre lactancia y alimentación infantil. También ha colaborado con otras publicaciones, como las revistas Tu Bebé, Mente Sana, Lecturas, la desaparecida Única o el diario en catalán Ara.

 

Es autor de los libros:

  • Mi niño no me come, 1999
  • Bésame mucho. Cómo criar a tus hijos con amor, 2003
  • Manual práctico de lactancia materna, 2004
  • Un regalo para toda la vida, guía de lactancia materna, 2007
  • Entre tu pediatra y tú, 2010
  • En defensa de las vacunas, 2011
  • Creciendo juntos, 2013
  • Lactancia materna, preguntas y respuestas, 2016
En defensa de las vacunas
"Los padres que no vacunan a sus hijos suelen estar muy informados. Han leído libros, han visitado páginas y páginas de internet. Están muy informados, pero muy mal informados. Porque esas páginas y esos libros que atacan a las vacunas están llenos de errores, falacias, medias verdades y mentiras completas."
Creciendo juntos
"Esfuércese por recordar su adolescencia. Recuerde lo que le prohibieron y lo que le permitieron, las peleas y los buenos momentos, lo que sentía cuando salía dando un portazo, en qué momentos se sentía incomprendido y en qué momento se sentía valorado, las cosas que hacía a escondidas y sin ningún remordimiento y las cosas que hacía a escondidas porque se avergonzaba profundamente de haberlas hecho."
Mi niño no me come
"No obligar a comer. Por ningún método, con ninguna estratagema, ni por las buenas ni por las malas. Ya sé que usted no ata a su hija a la silla ni le da latigazos. Al decir «no la obligue» queremos decir que no le haga «el avión» con la cuchara; que no la distraiga con canciones o con la tele; que no le prometa cosas si se lo acaba todo, ni la amenace con castigos; que no le ruegue ni suplique; que no apele a su amor filial o la intercesión de la abuelita; que no la compare con sus hermanos ni hable de niñas «buenas» y «malas»; que no condicione el postre a haberse acabado los otros platos..."
Un regalo para toda la vida
"Algunos creen, erróneamente, que hay que dejar unas horas entre toma y toma para que el pecho tenga tiempo de volverse a llenar. No es cierto. El pecho no funciona como la cisterna del inodoro, que hay que esperar a que se llene para poder volver a tirar de la cadena. Funciona más bien como el grifo del lavabo: si quieres que salga más agua, tienes que volver a abrir el grifo. "
Bésame mucho
"Los días más felices de nuestra infancia son aquellos en que nuestros padres (o nuestros abuelos, hermanos o amigos) nos hicieron felices. " "Los días más felices de su hijo están por venir. Dependen de usted."
Entre tu pediatra y tú
"Tener un hijo es como visitar un país lejano. Las primeras normas son: no extrañarse por nada de lo que vea, intentar hacer lo que hagan los nativos, no quejarse de las dificultades del viaje, y saber disfrutar de lo inesperado."
Lactancia Materna
"No, no es necesario seguir una dieta especial. Simplemente, comer de forma sana y equilibrada, que es lo que debería hacerse toda la vida. Pero esa dieta sana no es "por el bien de su hijo", sino por su propio bien. Su hijo estará bien alimentado aunque usted haga una dieta desequilibrada."
En defensa de las vacunas
"Los padres que no vacunan a sus hijos suelen estar muy informados. Han leído libros, han visitado páginas y páginas de internet. Están muy informados, pero muy mal informados. Porque esas páginas y esos libros que atacan a las vacunas están llenos de errores, falacias, medias verdades y mentiras completas."
Creciendo juntos
"Esfuércese por recordar su adolescencia. Recuerde lo que le prohibieron y lo que le permitieron, las peleas y los buenos momentos, lo que sentía cuando salía dando un portazo, en qué momentos se sentía incomprendido y en qué momento se sentía valorado, las cosas que hacía a escondidas y sin ningún remordimiento y las cosas que hacía a escondidas porque se avergonzaba profundamente de haberlas hecho."
Mi niño no me come
"No obligar a comer. Por ningún método, con ninguna estratagema, ni por las buenas ni por las malas. Ya sé que usted no ata a su hija a la silla ni le da latigazos. Al decir «no la obligue» queremos decir que no le haga «el avión» con la cuchara; que no la distraiga con canciones o con la tele; que no le prometa cosas si se lo acaba todo, ni la amenace con castigos; que no le ruegue ni suplique; que no apele a su amor filial o la intercesión de la abuelita; que no la compare con sus hermanos ni hable de niñas «buenas» y «malas»; que no condicione el postre a haberse acabado los otros platos..."
Un regalo para toda la vida
"Algunos creen, erróneamente, que hay que dejar unas horas entre toma y toma para que el pecho tenga tiempo de volverse a llenar. No es cierto. El pecho no funciona como la cisterna del inodoro, que hay que esperar a que se llene para poder volver a tirar de la cadena. Funciona más bien como el grifo del lavabo: si quieres que salga más agua, tienes que volver a abrir el grifo. "
Bésame mucho
"Los días más felices de nuestra infancia son aquellos en que nuestros padres (o nuestros abuelos, hermanos o amigos) nos hicieron felices. " "Los días más felices de su hijo están por venir. Dependen de usted."
Entre tu pediatra y tú
"Tener un hijo es como visitar un país lejano. Las primeras normas son: no extrañarse por nada de lo que vea, intentar hacer lo que hagan los nativos, no quejarse de las dificultades del viaje, y saber disfrutar de lo inesperado."
Lactancia Materna
"No, no es necesario seguir una dieta especial. Simplemente, comer de forma sana y equilibrada, que es lo que debería hacerse toda la vida. Pero esa dieta sana no es "por el bien de su hijo", sino por su propio bien. Su hijo estará bien alimentado aunque usted haga una dieta desequilibrada."